Tipos de mercancías peligrosas

CTMP - Consejero Seguridad ADR - Alicante

La regulación oficial hace referencia a varios tipos de mercancías peligrosas. Dicha regulación establece diferentes condiciones para su manipulación, almacenaje y transporte, puesto que no entraña los mismos riesgos el material de pirotecnia que una sustancia radiactiva. Por eso, vamos a ver qué clases de mercancías peligrosas nos podemos encontrar.

Clasificación de mercancías peligrosas

Lo primero que hay que tener en cuenta es que el Acuerdo Europeo sobre Transporte Internacional de Mercancías Peligrosas por Carretera (conocido como ADR por sus siglas en inglés) es el que establece las diferentes mercancías peligrosas y sus clases. Atendiendo a factores como sus propiedades físico-químicas, toxicológicas, el riesgo que suponen para el medioambiente y sus efectos nocivos sobre la salud, categoriza estas mercancías en nueve tipos generales.

Clase 1: mercancías explosivas

  • Materias explosivas: aquí se engloban materias líquidas, sólidas, y aquellas cuya mezcla puede generar una explosión debido a la reacción química. Dado que desprenden gases, pueden llegar a provocar deterioros en el entorno, más allá de los producidos por la propia explosión.
  • Materias pirotécnicas: son sustancias o mezclas que pueden provocar un resultado calorífico, sonoro, luminoso, fumígeno o gaseoso.
  • Objetos explosivos: son los que engloban una o varias materias explosivas pirotécnicas.

Clase 2: gases

El ADR define el gas como una materia que es totalmente gaseosa en condiciones normales de conservación. Esto incluye muchos tipos diferentes de gases:

  • Gases puros.
  • Mezclas de gases.
  • Mezclas de gases junto con otras materias o sustancias.
  • Objetos que contengan gas.
  • Gas comprimido.
  • Gas licuado y gas licuado refrigerado.
  • Gas disuelto.
  • Generadores de aerosoles y recipientes de poca capacidad que contengan gases.
  • Gases no comprimidos que estén sujetos a disposiciones especiales.
  • Otros objetos que tengan gas a presión.

Clase 3: líquidos inflamables

  • Líquidos que a 50 °C tengan una tensión de vapor máxima de 3 bar. Que no sean completamente gaseosos a una temperatura de 20º C, y a una presión estándar de 101,3 kPa.
  • Materias líquidas inflamables y materias sólidas fundidas cuyo punto de inflamación esté por encima de los 60 °C y se tengan que transportar en caliente, a una temperatura que sea igual o superior a su punto de inflamación.
  • Materias líquidas explosivas desensibilizadas.

Esta clasificación incluye, en general, todos aquellos líquidos cuyo vapor pueda arder por encima de una determinada temperatura.

Clase 4: materias sólidas inflamables, autorreactivas y sólidas explosivas desensibilizadas

  • Materias que pueden experimentar una inflamación espontánea, como el carbón en polvo.
  • Materias que al estar en contacto con el agua desprenden gases inflamables, como el potasio o el sodio.
  • Materias que pueden inflamarse por efecto de una chispa o frotamiento, como el fósforo o la celulosa.

Clase 5: agentes oxidantes y peróxidos orgánicos

  • Materias comburentes: son materias que, aunque por sí mismas quizá no son inflamables, pueden llegar a provocar o favorecer la combustión de otras. Por ejemplo, el ozono.
  • Peróxidos orgánicos: materias combustibles muy inestables, que requieren un mantenimiento a una temperatura muy controlada, como ocurre con el peróxido de butilo.

Clase 6: materias tóxicas e infecciosas

  • Materias tóxicas: pueden llegar a causar daños a la salud del ser humano, e incluso la muerte, al ser ingeridas, absorbidas por la piel o inhaladas.
  • Materias infecciosas: tienen agentes patógenos que causan enfermedades tanto en seres humanos como en animales.

Clase 7: materias radiactivas

Combustibles nucleares y todo tipo de compuestos que contengan material radiactivo, que desprenden radiaciones o partículas que son capaces de generar daños en las células. Como el uranio o el plutonio.

Clase 8: materias corrosivas

Sustancias que, debido a una reacción química, pueden llegar a dañar la piel y las mucosas si entran en contacto con ellas. Así como aquellas capaces de dañar otras mercancías o que pueden provocar vapores corrosivos al entrar en contacto con el agua o con la humedad. Un ejemplo habitual de este tipo de materia es el ácido sulfúrico.

Clase 9: materias y objetos peligrosos diversos

Es una clasificación general que engloba todas aquellas mercancías que sean peligrosas para el ser humano o para el entorno y que no estén expresamente recogidas en las clasificaciones anteriores.

Por ejemplo, las bengalas explosivas que suelen utilizarse en los rescates aéreos o marítimos, o los kits de reparación de tejidos que contienen líquidos inflamables en la solución adhesiva.

Etiquetas de mercancías peligrosas

La circulación de camiones cargados con mercancías peligrosas está sujeta a varios requisitos, uno de los más importantes es la necesidad de que el vehículo cuente con una etiqueta que especifique qué clase de material transporta. Por eso, estas señales están debidamente reguladas y son iguales a nivel internacional.

Hacer un correcto transporte de los diferentes tipos de mercancías peligrosas es algo que beneficia al conjunto de la sociedad y al entorno natural, así que es imprescindible seguir la normativa ADR. Si su empresa necesita ayuda en esta materia, puede contar con nuestra consultoría de transportes de mercancías peligrosas.

COMPARTIR

¿Por qué optar por nosotros?

Trato Personalizado

+ 20 Años de Experiencia

Precios Competitivos

¿Alguna duda? ¡Escríbenos!

Opinión de nuestros servicios

Alfredo Chamorro
Alfredo Chamorro
21/09/2022
Un servicio impecable. Siempre responden dando soluciones prácticas y facilitando su implementación.
Joaquin Juan
Joaquin Juan
21/09/2022
Estamos muy contentos con el servicio que nos prestan. Siempre resuelven nuestras dudas de inmediato y nos ofrecen soluciones que facilitan el día a día. Gracias!.
Jose Antonio Rodes
Jose Antonio Rodes
26/10/2021